Yoga: beneficios para el cuerpo y la mente

yoga

Más que un simple ejercicio, el Yoga tiene como objetivo conectar el cuerpo, la mente y el espíritu. Conozca más sobre algunos beneficios de esta antigua  práctica..

Origen del yoga

Con influencias del budismo y el hinduismo, el yoga se originó en la  India, país reconocido por su alto nivel de espiritualidad. Así, el principal objetivo de la práctica es la armonía entre cuerpo y mente, resultando en paz de espíritu. Término sánscrito, la palabra yoga significa “unir” y se estima que la práctica existe desde hace más de cinco mil años. Los practicantes han desarrollado con el tiempo, un mayor control sobre sus propios cuerpos. Mediante técnicas de respiración y meditación, entre otras, el yoga ayuda a incrementar la concentración y reducir el estrés. Sin embargo, estos son solo algunos de sus beneficios, a continuación veremos otras ventajas de  practicar este antiguo arte.

Cuerpo en forma

Mantener tu cuerpo en forma puede ser un desafío para algunas personas e incluso causar mucha frustración en busca de un patrón inalcanzable. Pero, al practicar yoga la intención es  lograr el objetivo de un cuerpo sano de forma relajante y armoniosa, sin causar estrés y principalmente ansiedad. Lógicamente, si tu deseo es solo un físico definido, sólo podrás lograrlo combinando la práctica con otros hábitos como una buena alimentación. Todavía así, el yoga es una excelente ayuda para mantenerse en forma, brindando algunos beneficios como: mantener un peso equilibrado, aliviar la tensión muscular, corregir la postura, además de hacerlo bien para la columna y aporta  ligereza y agilidad al cuerpo.

Aumenta la inmunidad

Practicar yoga ayuda a aumentar la inmunidad del organismo, esto es un hecho probado a través de un estudio de la Universidad de Oslo. Los investigadores concluyeron que la práctica regular del yoga provoca cambios menores en algunos genes relacionados con el sistema inmunológico.  Por eso, cuando te conviertes en practicante, fortaleces tu organismo, ganando cada día más disposición y salud. Algunas posturas de yoga son responsables de contribuir en gran medida a aumentar la inmunidad provocando resultados como la activación de la circulación sanguínea a la tiroides y glándulas paratiroides, estimular los riñones, activar la circulación en el abdomen, calmar la mente, reducir el estrés, la tensión y la ansiedad, entre otros beneficios.

Ayuda a curar y prevenir enfermedades

Según la filosofía del yoga, nuestro cuerpo es un templo que hay que respetar y cuidar, y a través de su práctica es posible equilibrar cuerpo y mente. Este equilibrio, a su vez, se encarga de ayudar a afrontar las tensiones diarias de una forma más positiva. Esta actitud de ligereza ante los obstáculos de la vida previene la aparición de enfermedades y es capaz de curar ciertos males ya existentes. Obviamente, los beneficios físicos que provienen de sus ejercicios y técnicas también contribuyen de manera efectiva a la enfermedad, como en el caso de una mayor inmunidad. Algunas enfermedades que se puede comprobar que se pueden prevenir e incluso curar a través del yoga son: diabetes, asma, problemas gástricos, obesidad, hipertensión y trastornos hormonales.

Ayuda a equilibrar las glándulas del cuerpo

La hormona cortisol se encarga de proteger al organismo de riesgos, impactos y desequilibrios. Sin embargo, la acción prolongada de esta hormona puede acabar provocando daños al sistema inmunológico como depresión, osteoporosis, hipertensión y resistencia a la insulina. Al practicar yoga, los niveles de serotonina en sangre aumentan, así como los de cortisol disminuyen.

Practicar yoga es bueno para la mente

Además de los numerosos beneficios para el cuerpo, el yoga también es excelente para el buen funcionamiento mental. Por ejemplo, mejorar la autoestima a través de la filosofía de buscar el autoconocimiento y fomentar las buenas relaciones con el propio cuerpo. Los practicantes de yoga también desarrollan una mayor claridad y concentración, ayudando con la organización mental, además de poder ralentizar y vaciar la mente a través de las técnicas practicadas.

Yoga como estilo de vida

Estos son solo algunos de los beneficios del yoga, la antigua práctica que cuenta cada vez más con nuevos seguidores. Aunque hoy en día, a menudo no se busca por su lado espiritual, los practicantes de estas técnicas, notan varios cambios en sus cuerpos, mentes y alma. Sin duda, sea cual sea el motivo que lleva a cualquiera a buscar el yoga, las ventajas de convertirlo en un estilo de vida son evidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X